Los Beneficios

Hasta hace poco, nadie se interesaba demasiado por el perdón. Es más, era bastante impopular e incluso irritante porque se relacionaba con directrices religiosas que parecían destinadas sobre todo a resignar a las víctimas. También se ha entendido siempre como algo difícil de lograr, salvo para seres excepcionales, y que consume mucho tiempo. Hoy día cada vez más personas descubren los beneficios del perdón y buscan fórmulas para lograrlo. Se alegrarán de saber que ahora tenemos un método – el Perdón Radical – que lo hace posible, fácil y rápido. A continuación describimos algunos de sus beneficios.

Beneficios personales

1. Mejor salud: las investigaciones demuestran que el resentimiento y la falta de perdón aumentan la presión sanguínea, bajan las defensas del organismo, fomentan la depresión y causan mucho estrés.

2. Prevención del cáncer: los estudios desvelan que el cáncer tiene como punto de partida aflicciones o traumas no atendidos ni resueltos y acontecidos entre cinco y siete años antes de que se declare la enfermedad. No es tanto el impacto del agravio o el duelo que hace daño sino haber reprimido, negado las emociones que suscitó. El perdón puede interrumpir el avance energético de la enfermedad en el cuerpo (véase Salud).

3. Más energía: se consume mucha energía para mantener reprimidos o suprimidos sentimientos como la ira, la culpa, el resentimiento, la decepción, el deseo de venganza, la humillación, la vergüenza, etc. Perdonar libera una increíble cantidad de energía que entonces queda disponible para el presente que es cuando podemos usarla.

4. Mejores relaciones: cuando soltamos la necesidad de condenar o perdonamos a otros nos sentimos mejor y nos resulta más fácil estar con ellos. Nuestras relaciones mejoran automáticamente. Puedes realizar el test de relación y comprobar si estás reproduciendo problemas en cada relación que tienes o has tenido.

5. Más libertad: el perdón nos libera del dolor del pasado, del lastre emocional y entonces podemos de verdad ser nosotros mismos.

6. Autopotenciación: cuando perdonamos recuperamos el poder que previamente otorgamos a los demás de hacernos sentir mal y nos damos cuenta de que podemos elegir sentirnos como decidamos. Entonces tenemos el poder de crear la vida que queremos.

7. Crecimiento espiritual: crecer espiritualmente es imposible si nuestro corazón está contaminado por la envidia, el enfado, los celos, los juicios, la crítica o cualquier otra forma de “no-perdón” que nos mantiene en un nivel de vibración bajo. Es una enseñanza común a todas las tradiciones espirituales.

Beneficios colectivos del perdón

1. Liberar a la humanidad del dolor colectivo y generacional.
2. Curar viejas heridas entre razas, etnias y grupos religiosos.
3. Transformar las energías de la violencia y del abuso.
4. Reducir la tensión en el mundo.
5. Promover políticas generosas.
6. Promover la paz en el mundo.